Valoración media:
comentar comentar comentar comentar comentar

RUTA BERNARDINA - LA RIBERA ALTA (CARLET - BENIMODO - L'ALCUDIA - GUADASSUAR - ALZIRA)

RUTA BERNARDINA - LA RIBERA ALTA (CARLET - BENIMODO - L'ALCUDIA - GUADASSUAR - ALZIRA)

Descripción

Entre la historia y la tradición, pervive en la Ribera Alta del Xúquer la devoción por los hermanos de orígenes musulmanes y cristianizados, els Sants Patrons, Bernat, Maria i Gràcia. En el siglo XII, perseguidos por su hermano, huyen de la casa solariega en Pintarrajes, hoy Ermita de San Bernat; atraviesan Guadassuar, donde Zaida y Zoraida son bautizadas el 20 de agosto de 1180; prosiguen su huida buscando refugio en Alzira, y al no poder cruzar el Xúquer, son capturados y martirizados, quedando enterrados hasta su localización por Jaume I; el lugar se dedica al culto hasta la actualidad, si bien las reliquias se veneran en la Iglesia de Santa Catalina. Esta ruta da a conocer los lugares emblemáticos donde los Santos Patronos nacieron, vivieron o forjaron su espíritu con su conversión, bautismo y martirio. San Bernat, monje de Poblet, vincula las tierras de la Ribera con el monasterio cisterciense de Poblet en Tarragona.

La ruta cuenta con los atractivos paisajes de la Ribera del Xúquer, con sus extensos naranjales y frutales, que inspiraron a Vicente Blasco Ibáñez la novela “Entre naranjos”. Un escaso desnivel, caracterizado geográficamente por el histórico llano de inundación del Xúquer, la convierte en una Ruta perfectamente accesible, cómoda y apta para todos los públicos, con posibilidades e servir además para desplazamientos locales o prácticas deportivas. La Ruta une Carlet, Benimodo, l ‘Alcúdia, Guadassuar y Alzira.

La Ermita de san Bernat.

En la partida de Pintarrafes, antiguo despoblado origen de la tradición Bernardina en las cercanías de Carlet, se levanta esta original Ermita de planta heptagonal, fundada por el conde de Carlet en el siglo XVII, y donada en 1999 a la Confraría de san Bernat que lo custodia. En su interior, de planta circular centralizada bajo cúpula sobre tambor heptagonal y al exterior está recubierta de tejas azules. Destaca la decoración de estilo rococó y el retablo barroco donde se venera la imagen de San Bernat. Tiene un segundo nivel con corredor y balcones que dan al centro de la ermita. Dispone en su alrededor de una amplia zona habilitada de descanso.

Carlet

En la “vall dels Alcalans”, margen derecho del Riu Magre o Sec, tiene una población superior a 15.000 carletins. El topónimo puede derivar de Qalaét ( Al-Qalat), que significa plaza fuerte o castillo; hay quien considera que el prefijo Car puede ser preislámico. Destaca la Iglesia de la Asunción, siglo XVIII, y en la Capella de la Mare de Déu del Rosari o de Carlet se conserva la imagen románica (S.XIII), hallada en la misma casa que albergó el Santo Cáliz de la Última Cena entre 1936 y 1940, que se venera en la Catedral de Valencia. En los alrededores, La Font Blanca y el Paratge Natural dels Pinets, con los singulares depósitos de agua. Las fiestas principales son los Carnavales o Carnestoltes, muy antiguos y tradicionales; las Fallas; las paellas de sant Vicent Ferrer y las típicas “monas de Pascua”; la Romería de Sant Bernat, el 23 de julio; y la segunda semana de septiembre las fiestas mayores con las verbenas.

Benimodo

De origen musulmán, su nombre deriva de Bani- Mudar o Bani-Mawdud. Jaume I en el Repartiment ya lo cita como Benimodo y lo dona a Pere de Montagut junto a otras alquerías que conformaban el señorío de Carlet, pasando a manos de la familia Vilanova y los jurados de Valencia hasta 1375 que Gonzalo de Castellví lo adquirirá. Tiene más de dos mil benimodolins. La parroquia de la Inmaculada fue reformada en el siglo XVIII sobre el templo gótico. Del entorno natural, el Motor de Reg en el camino del Tossal; o las casas rurales del término llano, salvo el Paratge natural del Barranc i Coves del Truig, espacio montañoso de gran valor medioambiental, con un yacimiento arqueológico. En el Paratge dels Ullals, partida de Ressalany, brota un caudaloso manantial, nacimiento del Riu Verd, hábitat de alto valor ecológico. Sus fiestas mayores se celebran del 23 al 25 de agosto en honor a sus patronos, San Felipe, Vencí, San Bernat y la Divina Aurora. En septiembre Bous al carrer. En enero Fogueres de Sant Antonio. También festejan Fallas y semana Santa, las paellas del 1º de Mayo, y a santa Cecícila.

L’Alcúdia

El topónimo deriva de Al-Kúdya, “lugar elevado”. Fue señorío donado por Jaume I a Pere de Montagut. A partir del siglo XVIII, ha prosperado sin interrupción hasta la actualidad. Tiene cerca de 12.000 alcudiencs. La parroquia de san Andrés Apóstol (s.XVIII), considerada la Catedral de la Ribera por sus dimensiones y elevado campanario ligeramente inclinado, es de estilo neoclásico, con frescos de Vergara en su interior. En la rotonda, un olivo bimilenario procedente de la antigua calzada conocida como del Ví i de l’Oli; El Acueducto de santa Bárbara (1842) de 260 metros; la Sènia de sant Antonio (s.XIX), monumental noria expuesta en 1980, procendente de la Séquia Reial del Xúquer. En los alrededores encontramos el Corral de Rabel; en la antigua Alquyería de Soler (s.XIX) unas carrascas centernarias; el puente sobre el Ríu Magre (s.XIX); el Barrancs de l’Alcúdia, SL-66; y la zona habilitada para el ocio en el margen derecho del Ríu Magre. De las fiestas a la Virgen del Oreto en septiembre, destaca la Entrada de la Mare de Déu con bailes tradicionales entre otros actos interesantes.

Guadassuar

Su nombre deriva posiblemente de Wàd Aswà o Wadi Suar “río en llano” o “parte más llana del río”. Cuenta con casi seis mil guadasuarencs. La iglesia dedicada a Sant Vicent Màrtir (ss. XVI- XVIII) presenta varios estilos: en el interior, estructura gótica, retoques barrocos y acabados como los zócalos de cerámica valenciana; en el interior, formidable portada renacentista (s.XVI), campanario sobre una torre de defensa (BIC) de la etapa musulmana. Otro BIC es la Ermita de sant Roc (ss. XVII-XVIII) que conserva la talla barroca del Santísimo Cristo de la Peña (s.XVII). La Casa de la Pedra, antigua “Casa del trigo y otros cereales”, es gótica. En la plaza Ravalet, una lápida recuerda por tradición donde fueron bautizadas el 20 de agosto de 1180 Zaida y Zoraida, como María y Gracia. En el entorno, el Cano de la Sèquia Reial del Xúquer (ss. XV-XVII), obra de ingeniería hidráulica, al pasar por un túnel subterráneo de 155 metros, las aguas de la acequia por debajo del lecho del Riu Magre; la masía fortificada de la Torre Borrero; la zona de ocio de la Garrofera. Las fiestas más destacadas son a Sant Vicent Màrtir el 22 de enero, con la Fireta o Porrat de Guadassuar, especializada en temas agropecuarios. En agosto se celebran el 6 el Santísimo Cristo de la Peña, el 15 la Asunción y el 16 Sant Roc, finalizando el mes con Les Danses de Guadassuar, patrimonio cultural y Fiestas de interés Turístico Nacional.

Ermita dels Sants Patrons, Pileta y Sequer de Sant Bernat.

En su huída buscan refugio en Alzira, donde al no poder cruzar el Xúquer, son capturados. Por no renunciar a la fe cristiana, el 20 de agosto de 1180 son martirizados y enterrados en este paraje. Sus restos son localizados por el rey Jaume I y a partir de levantar en el lugar del hallazgo una ermita, se potencia la admiración y el culto por los mártires hasta el punto de ampliar el panteón para construir un convento de Trinitarios. El edificio se abandona en el siglo XIX, a causa de las inundaciones, preservándose las reliquias intramuros de Alzira. El solar pasa a utilizarse como secadero de arroz, el Sequer de Sant Bernat, donde Hübner (s. XIX) localizó dos lápidas romanas hoy desaparecidas y en 1980 se realizaron excavaciones arqueológicas y se documentaron restos ibero-romanos y medievales. La cofradía celebra una romería en junio.

Alzira

La antigua Al-Yazirat Suqar, “la isla del Xúquer”, es la capital de la comarca, y sus habitantes, alcireños, sobrepasan los cuarenta y cinco mil. Desde la Prehistoria la fértil vega del Xúquer y los recursos de los montes han dado una ocupación casi total y continua del suelo, paisaje cultural con evidencias de distintas etapas históricas. Destaca el despoblado Muntanya Assolada de la Cultura del Bronce Valenciano, e la Urbaniación de San Bernardo. Durante el período islámico fue núcleo principal de un extenso territorio poblado por cuarenta y dos alquerías. Cristianizada el 30 de diciembre de 1243, Jaime I le cedió el título de Villa Real. En la Vila, barrio de trama irregular con estrechas calles, pequeñas plazas, edificios históricos y restos arqueológicos, declarado Bien de Interés Cultural (BIC) con la categoría de conjunto histórico, encontramos: Lienzos de la muralla (BIC), enclave estratégico para controlar el paso por el río; Fachada de la Iglesia del Convento de Santa Lucía con escudo de la ciudad (BIC); las ruinas de la Casa Real (s.XIII), donde residía Jaime I en sus estancias, abdicó la corona en Pedro I y el 26 de julio de 1276 falleció; la Casa del Empeño, gótico-renacentista actual sede del MUMA, Museo Municipal de Alzira, con muestras de la historia Bernardina; Casa Consistorial (BIC), 1574-1606, gótico- renacentista, escudo de la ciudad, Salón de Semudéjar; anexo, el Archivo Municipal conserva documentación desde el s.XIII; Iglesia de santa Catalina, con portada barroca y escudo de la ciudad (BIC), conserva muestras en el interior y exterior del templo gótico primitivo, s XIII. La capilla de Nuestra Señora de la Murta y el Camarín en el primitivo Altar Mayor que alberga las imágenes Relicarios de los Santos Patronos; Casalicos, antiguo puente de San Agustín (s.XIII), en el que en 1717 se instalan los casalicios, denominándose Pont de Sant Bernat y en 1967 la eliminación del brazo del río Xúquer conlleva su desaparición y ka urbanización de la avenida de los Santos Patronos. También encontramos: Cruz de término (BIC), estilo gótico-mudéjar, restaurada en 1962. A escasos metros, en el antiguo camino de Valencia, está el sendero Vía Augusta y un fragmento representado de la calzada. Este mismo trazado es el Camino de Santiago de Levante GR-239. Al lado se encuentra el puente de Carlos I sobre el Río Verde. Muntanyeta de sant Salvador y Real Santuario Santa María del Lluch: El templo de Sant Salvador y Real Santuario Santa María del Lluch: El templo (1927-1966), se alza en la cumbre de la Muntanyeta de Sant Salvador, balcón de la Ribera. En la explanada existe una cruz monumental de hierro de 1901, y a un lado del edificio el monumento de Vicente Blasco Ibáñez. El paraje Natural Municipal de la Murta- la Casella los PR-CV 303 y 304, además de zona de ocio y reserva e ciervos. En el vall del Murta diversas sendas- SL- CV 81 y 82, PR-cv 334 y 335-, y el GR- 236 Ruta dels Monestirs-Pas del pobre, se suman al Alor histórico de las ruinas del Monasterio jerónimo de Nuestra Señora de la Murta (BIC), puente de Felipe II, la antigua hospedería, el nevero rehabilitado…

Comentarios

* Resgistrate para poder añadir comentarios, o haz login si ya eres usuario.