BÉTERA

BÉTERA
Alcalde:Germán Cotanda Gil
Habitantes:21.843
Superficie:75,67 km2
Altitud:120 m.
Situación:Provincia de Valencia, a 18 kilómetros de su capital y a 23 kilómetros del mar.
Dirección:José Gascón Sirera, 9 , 46117
Teléfono:961600351/961698714

Oficina Turismo

Tourist Info Camp de Túria. Pla de l’Arc, s/n. Edificio Sede Mancomunidad Tel. 962793619 campturia@touristinfo.net

Descripción

El término de Bétera, con una superficie de 75,67 km2 pertenece a la comarca del Camp de Túria, situada en la provincia de Valencia, a una altitud de 120 metros y a una distancia de 18 kilómetros de su capital y a 23 kilómetros del mar. El municipio tiene, en la actualidad 21.843 habitantes. Consta de un núcleo urbano central, el de Bétera, con varios núcleos de población en el resto del término municipal, con varias urbanizaciones en cada uno de ellos. Estos núcleos son los siguientes: - El Baró: urbanización Vall de Flors y Diseminados. - La Malla: urbanización La Masía, Base Militar de Bétera y Diseminados. - Mallaetes: urbanizaciones La Conarda, Montesano y Diseminados. - Masía Arnal: urbanización Les Almudes. - Providencia: urbanizaciones Camino Paterna, Cumbres de San Antonio, Torre En Conill y Virgen de la Estrella. - Mas Camarena: urbanizaciones La Esmeralda, Las Fuentes, Oasis, Sector F, Soto de Camarena, Jardines de Camarena y Diseminados. Se sitúa en las últimas estribaciones de la vertiente sur de la Sierra Calderona, limitando con la comarca de L’Horta de València. Sus límites son, al norte, las poblaciones de Náquera y Serra; al este, la de Moncada; al oeste, las de La Pobla de Vallbona, San Antonio de Benagéber y L’Eliana ; al sur, las de Paterna, Godella y Valencia. Posee un clima típicamente mediterráneo, con inviernos suaves y veranos calurosos. En cuanto a su vegetación, Bétera presenta tres zonas diferentes: ? Zonas de tierra virgen, que se caracteriza por pequeños bosques de pinos y de matorral mediterráneo, donde abunda el esparto, destacando también la coscoja, el lentisco o el palmito, entre otros. ? Zonas de cultivo de secano, en el que destacan algarrobos, almendros, olivos y alguna viña. ? Zonas de cultivo de regadío, en la que destacan los cítricos. Respecto a la fauna destacan reptiles, como las lagartijas, anfibios como los sapos, y aves como el ruiseñor, el mirlo, perdices, cuervos y estorninos.

Cómo llegar

Es necesario resaltar la privilegiada localización del municipio de Bétera, con límites al norte con Serra y Náquera, al Este con Moncada, al Oeste con Pobla de Vallbona y L’Eliana, y al sur con Paterna, Godella y Valencia, comunicada con la capital a través de las carreteras de Valencia-Burjassot-Torres Torres, la de San Antonio de Benagéber, que enlaza con la CV-35 (Autovía del Turia Valencia-Ademuz, la carretera de Bétera-Olocau y otras municipales, así como con los ferrocarriles de la Generalitat Valenciana, que permiten el acceso al centro mismo de Valencia, y que hacen posible una buena comunicación del municipio con su entorno. Se puede acceder a la población, principalmente, de dos formas: - Por la CV-35, cogiendo después la CV-336. - También por la A-7, y enlazando luego por la CV-310. En cuanto a los medios de transporte que comunican la población podemos destacar: - Edetania Bus S.A. LÍNEA 230: Valencia-Bétera-Náquera-Serra. Teléfono: 96 135 20 30 - Metro (FGV) Línea 1. Teléfono: 900 46 10 46

Interés turístico

Bétera, localidad situada en la comarca de Camp de Túria, y limítrofe con la comarca de L’Horta Nord, se encuentra en un espacio de transición que participa de la dicotomía del territorio valenciano, entre el interior y el litoral. Este término municipal se encuentra, pues, en un importantísimo cruce de caminos o vías de comunicación, desde la costa hasta el interior. De nordeste a sudeste cruza el barranco de Carraixet o Riu Sec, además del antiguo camino de Sagunto a Llíria, vía de comunicación que en algún tiempo fue un segmento de la Via Heraclea en la época ibérica. La población y el término municipal de Bétera pueden ser un destino de atracción turística, pues, por sus atractivos naturales, monumentales y socioculturales recibe, sobre todo durante un determinado momento del año, concretamente en el mes de agosto, coincidiendo con sus fiestas patronales, un número significativo de visitantes en relación a su población de derecho, sin que los mismos pernocten necesariamente en los alojamientos turísticos de la población, aunque existe una buena oferta hotelera, sobre todo de un nivel medio alto. Y no sólo recibiría visitantes en el mencionado mes de agosto, sino que, por el resto de atractivos turísticos que ofrece, además de sus fiestas, recibiría visitantes de manera continuada durante todo el año. Por todas estas características, el pueblo de Bétera se convierte en un municipio de gran importancia, con una tradición histórica y cultural relevante. Se pueden encontrar numerosos elementos turísticos tanto naturales (Barranc de Carraixet) como culturales (Castillo, Torre Bofilla, o históricas Masías, entre otros). También existen rutas turísticas de senderismo que comunican este municipio con el resto de la comarca del Camp de Túria. Igualmente, hay que destacar las populares fiestas tradicionales de la población, así como las infraestructuras de ocio y hoteleras existentes. 1. RECURSOS TURÍSTICOS. Turismo de Congresos: Se encuentra en un punto clave para atraer a los turistas que llegan con el fin de participar en este tipo de eventos, ya que está muy cerca del palacio de Congresos de Valencia, así como de la Feria de Muestras. Turismo Ecológico: Bétera llega hasta los pies del Parque Natural de la Sierra Calderona, y cuenta con un patrimonio, tanto natural como cultural, de gran calidad. Las rutas turísticas que existen en la actualidad en la población son las siguientes: - PR-V 287 LA SIERRA CALDERONA DESDE EL SUR (BÉTERA-NÁQUERA-SERRA). - PR-V 286 EN TORNO AL BARRANCO DEL CARRAIXET (BÉTERA-MARINES). - RUTA DEL CID (TAIFA DE ALPUENTE Y CAMINO DE CASTILLA). El Ayuntamiento de Bétera pretende establecer una actuación turística elaborando un plan de rutas turísticas del término municipal. En este sentido, hay diversos proyectos emprendidos para mejorar y fomentar este tipo de turismo, entre los que podemos destacar el PROYECTO DE SEÑALIZACIÓN Y PROMOCIÓN TURÍSTICA DEL CAMINO DEL CID EN EL MUNICIPIO DE BÉTERA. Turismo residencial: Tanto la cercanía a Valencia como su enclave en un entorno natural privilegiado hacen de Bétera un magnífico lugar para fijar la residencia de muchas personas, tanto continua como en épocas vacacionales. Turismo cultural: La riqueza del patrimonio cultural hace que existan gran cantidad de recursos para visitar. La riqueza patrimonial de Bétera es una realidad tangible que cada día se hace más importante. Y esta riqueza merece tener una gran difusión para que cualquier persona interesada pueda disfrutar de ella. Turismo de ocio: En cuanto a infraestructuras turísticas, Bétera cuenta con dos hoteles de cuatro estrellas, el Sercotel Ad Hoc Parque Golf y el Valencia Golf, un hotel de cinco estrellas integrado en el Complejo turístico spa-sport-club-golf-resort “La Calderona”, dos alojamientos rurales, además de restaurantes de calidad, como “La Sal”, “El Romaní”, “La Bona Cuina” o la “Masía Siglo XIX” y establecimientos de ocio como el Club de Golf Escorpión o el centro hípico Equitécnic, conocidos a nivel estatal, y que hacen de Bétera un lugar privilegiado para un turista de nivel medio alto, aunque su variopinta oferta, tanto cultural como medioambiental, convierten su entorno un lugar en el que cualquier visitante puede encontrar suficientes atractivos para visitarla. RECURSOS CULTURALES: Podemos destacar los siguientes: Patrimonio Civil: De interés etnológico, con la consideración de Bien de Relevancia Local, podemos encontrar en Bétera los siguientes elementos y conjuntos: • LES « COVES DE MALLORCA ». Conjunto urbano identificado como de interés etnológico con un grado de protección integral. Ocupan una superficie de 10.000 metros cuadrados excavados en la roca. Actualmente se encuentran en fase de rehabilitación. • LOS PANELES DE AZULEJOS POPULARES DE CERÁMICA. La tradición de la cerámica valenciana se manifiesta en Bétera en una gran cantidad de obras. Todos estos paneles están catalogados por la Dirección General de Cultura y Educación. • ELS ALJUBS. Tipos de yacimiento de la época Contemporánea, de estructura hidráulica aislada y catalogados como Bien de Relevancia Local. • ELS CATXERULOS. Yacimientos aislados, con estructura de piedras, de la época contemporánea, catalogados como un Bien de Relevancia Local. • YACIMIENTO ARQUEOLÓGICO DEL “TOS PELAT”. Corresponde a las épocas ibérica e islámica. Está protegido y considerado como Bien de Relevancia Local y está situado en la partida de Bétera que lleva el mismo nombre. Su excavación está consolidada. Fue habitado por los primeros pobladores de Bétera de los que tenemos constancia desde mediados del siglo VI a. de C. hasta el siglo III a. de C., momento en el que fue abandonado. Las excavaciones arqueológicas efectuadas hasta ahora han sacado a la luz abundantes restos arquitectónicos muy bien conservados, entre los que destaca la potente muralla que lo rodeaba. En la misma partida del Tos Pelat nos encontramos también con un aljibe de la época islámica. • ACUEDUCTO DEL “MAS DE BARÓ”. Yacimiento arqueológico adoquinado considerado como un Bien de relevancia Local de la época romana. • INTERVENCIÓN ARQUEOLÓGICA EN EL YACIMIENTO ROMANO DE LA VILLA ROMANA DE “L’HORTA VELLA”. Se trata de un proyecto conjunto entre el Ayuntamiento de Bétera puesto en marcha en el año 2001, a través de la Regidoria d’Educació i Cultura, y la Universitat de Valencia, que la Direcció General de Patrimoni Cultural Valencià viene apoyando de manera decidida. Los resultados obtenidos han sido de sumo interés científico, generando una considerable expectativa en el mundo cultural de la comarca En la época romana, la vida urbana comienza a adquirir un gran desarrollo en todos los sentidos. En nuestro término municipal tenemos un ejemplo de esta construcción, la villa romana de L’Horta Vella, considerada como un Bien de Relevancia Local. Su ubicación geográfica y topográfica parece responder a una estrategia ocupacional romana en proceso de estudio que temporalmente se sitúa en el periodo alto imperial, momento de la máxima expansión de la cultura latina en tierras valencianas. El yacimiento se extiende sobre una gran área, en la margen derecha del Barranc de Carraixet, entre campos y acequias de riego, algunas de las cuales son acueductos romanos reaprovechados a lo largo del tiempo. Los restos constructivos visibles y que se pueden visitar en la actualidad se han identificado como parte de los baños termales de la gran villa rústica romana que, al parecer, existió en este lugar, destacando entre otras estructuras las termas y la natatio o piscina, excavada en la campaña 2003, y que ocupa más de 60 metros cuadrados. Los resultados obtenidos en la campaña 2006 han ampliado de manera considerable las expectativas que hasta el momento se cernían sobre el yacimiento. En primer lugar, la constatación de que el establecimiento termal, presumiblemente asociado con una villa romana, ocupa una extensión sensiblemente superior a las previsiones efectuadas de acuerdo con los datos obtenidos en las campañas precedentes y, en segundo lugar, las importantes estructuras asociadas con la granja tardo-antigua y visigoda. En la época islámica se produce la amortización de las estancias de la fase visigoda. Además, se ha descubierto un antiguo acueducto al límite sur de la villa y que se ha utilizado hasta ahora como acequia de riego. Todo ello hace necesario proseguir los trabajos de excavación arqueológica, a la vista del potencial que atesora este yacimiento, lo cual permitirá una adecuada conversión en museo y su puesta en valor al servicio de la sociedad valenciana. • YACIMIENTO ARQUEOLÓGICO DE L”ALQUERIA DE BOFILLA”. La Torre Bofilla es un despoblado medieval que se encuentra a 14 kilómetros de Valencia y a 3,5 de Bétera. Se trata de un asentamiento que surge con las necesidades defensivas de la taifa de Valencia en el siglo XI que quedó despoblado a finales del siglo XIV, sin destrucción ni incendio, por lo que nos encontramos, casi intacto, un tipo de alquería musulmana cuya población continuó tras la conquista cristiana y, tras su excavación, se ha podido obtener la planta de una alquería medieval. La elección del lugar se debió a que había mucha agua, porque se disponía de un terreno con una elevación de unos quince metros para la construcción del sistema defensivo y, principalmente, porque había allí buena tierra para cultivar. Por la posibilidad de conocer su estructura, su excavación nos ayuda a conocer aspectos como la forma urbanística que tenía, el aspecto de las casas y sus dimensiones, cómo se distribuían, la relación y conexión entre ellas, o los edificios diversos que existían. Todo el conjunto estaba protegido y cerrado por el sistema defensivo (torre y albacara), además de otro circuito para proteger la zona de residencia, el cual era doble en algunos de sus extremos, a la vez que estaba vigilado por las torres secundarias. Corresponde a la época árabe, y está considerado como Bien de Relevancia Local. • LAS MASÍAS. Fincas rústicas con una gran casa y otras construcciones auxiliares, unidas o no al edificio principal, con tierras para cultivar y ganado; incluso en algunas, había también una pequeña iglesia, que aún existe. Sus dueños, generalmente aristócratas, comienzan a construirlas en el siglo XVIII. Algunas tienen otorgado por el Catálogo de Bienes y Espacios Protegidos el grado de protección total. Tienen una protección integral a través del Plan de Ordenación Urbana de Bétera, además de estar consideradas Bien de Relevancia Local. Patrimonio Defensivo: • El CASTILLO. Es de origen musulmán, de la época medieval, se encuentra restaurado, y con expediente incoado de declaración de Conjunto de Interés Histórico Artístico de carácter Local y provincial, así como Bajo la protección de la Declaración genérica y la Ley sobre el Patrimonio Histórico Español. Tiene también la consideración de Bien de Interés Cultural Valenciano. Presenta un único recinto, de planta hexagonal, de 1.480 m.?, ligeramente irregular. Se construyó con seis torres, dos de base semi-elíptica y cuatro de planta rectangular. De todas ellas destaca una de planta rectangular y alzada tronco-piramidal, que corresponde a la torre señorial o del homenaje. Todas las torres tienen almenas acabadas en pequeños prismas puntiagudos. La entrada al interior del castillo-palacio se encuentra en la zona occidental, y se hace pasando entre dos baluartes, encontrándose abrigada por la torre del homenaje y de una de las otras a la izquierda. Para poder entrar hay una escalinata, la cual sustituye a la rampa original. El interior del castillo ha sufrido tantas transformaciones que sólo se pueden apreciar pequeños elementos góticos, generalmente del siglo XV. Actualmente, varias dependencias del castillo se destinan a diferentes usos municipales. • LOS BÚNKERES. En el término municipal de Bétera se encuentran numerosas fortificaciones de la Guerra Civil española que tienen gran interés histórico conformando un conjunto extraordinario de la arquitectura militar del siglo XX. Tienen la consideración de Bien de Relevancia Local. En este sentido existe, por parte del Ayuntamiento un PROYECTO DE INVENTARIADO Y PUESTA EN VALOR DE LOS ELEMENTOS DEFENSIVOS DE LA GUERRA CIVIL ESPAÑOLA (1936-39) EN EL MUNICIPIO DE BÉTERA. Patrimonio religioso: Las construcciones del municipio que más destacan por su valor histórico-artístico y por su tipología respecto al patrimonio edificado son los siguientes: • El conjunto histórico-artístico formado por EL CALVARIO, LA ERMITA DE LA DIVINA PASTORA, Y EL PANTEÓN DEL MARQUÉS DE DOS AGUAS. Los trazados y elementos básicos de este conjunto proceden de los siglos XVIII y XIX, y tiene la consideración de Bien de Interés Cultural Valenciano. EL CALVARIO se construyó sobre el primitivo cementerio de la población, y posee una topografía totalmente llana. Por todo el terreno se reparten los templetes con las catorce estaciones del Via Crucis. Acaba en una espaciosa plaza oval con otros catorce templetes dispuestos en semicírculo. LA ERMITA DE LA DIVINA PASTORA, construida en honor de la misma entre 1798 y 1853, es de una sola nave, con vuelta de cañón, segmentada en cuatro tramos y sostenida por columnas jónicas. Sobre la vuelta de cuadrante de esfera podemos ver pinturas de estilo ilusionista. El altar mayor es neoclásico, con dos columnas corintias que sostienen un tramo de cornisamento poniendo marco al hueco con la imagen de la Virgen a la cual está dedicada la ermita. A cada lado de la nave encontramos tres capillas. EL PANTEÓN DEL MARQUÉS DE DOS AGUAS. Se encuentra a la izquierda de la ermita, comunicado por un pasaje cerrado, y fue construido para esta familia en 1892. Es de planta octogonal, con un espacio central rematado con una cúpula, decorado con pinturas y sostenido por arcos ojivales sobre columnas. Está rodeado por una nave cubierta con vueltas de crucería, en los muros de la cual se abren los huecos adornados con vidrieras. En el exterior está rematado con dos cuerpos de cubierta de pendientes diferentes.

Gastronomía

Los platos más apreciados de la cocina local son los arroces, en sus distintas maneras de elaborarlos: caldosos, secos, al horno, etc., Por ello la base de la comida de Bétera es el arroz aunque no se deben olvidar los platos asados, sus jamones, quesos o incluso los gazpachos. Aunque Bétera destaca en lo gastronómico por sus dulces y repostería tradicional, con dulces tan sabrosos como sus postres típicos denominados “orelletes” y “coques fines”, unidas a las “orelletes” porque se hacen con el fin de aprovechar la gran cantidad de aceite que aquellas dejan. También son muy atractivos los buñuelos, peladillas y la horchata de chufa elaborada de forma artesanal.

Galeria

Mapa

Comentarios

* Resgistrate para poder añadir comentarios, o haz login si ya eres usuario.